5ª edición:
Curso online La Niña que fui, la Mujer que soy.

Octubre 2024-Febrero 2025

10 encuentros virtuales en formato círculo de mujeres, distribuidos en 5 meses, para localizar tu brecha materna, reivindicar a tu niña interior y parir a tu madre interna. Un recorrido de sanación y expansión partiendo de tu herida y la relación con tu madre.
Reproducir vídeo

¿Por qué necesito sanar la herida con mi madre?

La raíz de nuestro dolor interno se adquire durante nuestros primeros días de existencia en la Tierra, incluso estando ya en el vientre materno, a través justamente de nuestra madre. Si sanamos esta herida primaria, conseguiremos transformarnos a una escala de gran magnitud. Y esto significa que aprenderemos a ser más hábiles con nuestras emociones, a establecer límites saludables, a ser más optimista, a escuchar más a nuestra voz interior y no el exterior, desarrollar nuestra empatía, confiar más en que la vida nos traerá cosas bonitas, sentirnos libres, ver a nuestra madre como un ser separada de nosotras y aceptarla, a pesar de todo el daño que nos pudo hacer.

¿Dónde puedo identificar que mi herida materna se está manifestando?

Muchos de los temas superficiales que siguen sucediendo en nuestra vida cotidiana (relaciones, trabajo, hijos, parejas, salud, etc) giran en torno al sufrimiento que vivimos con nuestra madre y los conceptos que aprendimos sobre nosotras mismas están enraizados en esta relación primordial.

  • Sientes que hay algo malo en ti

  • Buscas siempre la aprobación de los demás.

  • Sostienes un exceso de responsabilidad.

  • Eres incapaz de hacer cambios en tu vida.

  • Eres muy controladora y perfeccionista

  • Tienes envidia de otras mujeres, compites y/o te comparas con ellas

  • Dependes emocionalmente de otras personas

  • Te cuesta poner límites

  • No te alimentas bien y/o consumes en excesos.

  • Cuidas en exceso a los demás

  • No consolidas tus proyectos.

  • Posees baja autoestima

  • Te sientes sola, triste y apática.

  • Eres autoexigente e inflexible contigo misma.

  • Tus relaciones no duran en el tiempo.

  • Te comparas con otras mujeres.

  • Trabajas en exceso, sientes agotamiento laboral.

  • Eres muy rígida o demasiado permisiva con tus hijos.

Sanar la herida con nuestra madre nos permite conectar con nuestro verdadero poder personal y recuperar a nuestro ser auténtico.

Con este curso te ofrezco una destilación de lo que a mi me ha ayudado a sanar mi herida de madre.

He necesitado años, dinero y energía para dar con la raíz profunda de mi sufrimiento. Me dolía hasta estar viva, y me cuestioné muchas veces el seguir en esta dimensión. Piqué a muchas puertas, y detrás de ellas habían personas que me ayudaron mucho, pero no conseguía ir al tuétano de todo. Hasta que la formación de Mujer Consciente le puso palabras a lo que me estaba pasando: Herida Materna. Lo que vino después, con otras técnicas y formaciones, fue un camino nada glamuroso donde reivindiqué a mi niña interior y me puse por delante de mi propia madre: me prioricé, a favor de mi Yo adulta y de mi YO niña. Ahí encontré mi medicina, a mi Yo real y a mi Propósito de Vida. Y en este curso te ofrezco todo esto comprimido. Porque… ¿sabes una cosa?, a mi me hubiese gustado mucho encontrar un curso con esta mirada y dimensión en cuanto a la relación madre-hija.

Si sientes que este curso te puede ayudar, también has de saber que:

El camino de sanación en la relación con la madre lleva mucho tiempo, incluso años. Este curso no es la panacea, pero sí la brújula que te indicará hacia dónde poner tu energía y ocupar tu lugar en el Mundo.

Depende de la cultura, religión, sistema familiar o país del que provengas, y teniendo muy presente tu propia historia y dinámicas con tu madre, puede ser un proceso más arduo o más sencillo.

Este curso te dará herramientas y mucha luz, y será la pista de despegue hacia esa curación interior. Y tú has de poner valentía, esfuerzo, paciencia y mucha conciencia de lo que vas a trabajar. Si no, mejor no sigas interesada en estos encuentros porque será tirar el dinero.

¿Por qué en círculo de mujeres?

En sororidad y tribu

¿Crees en la unión sana entre mujeres para poder ayudarnos las unas a las otras? ¿sientes que necesitas pertenecer a un colectivo que te escuche y te respete? ¿te gustaría estar con otras mujeres que están pasando por lo mismo que tú en cuanto a la relación con sus madres?

Quiero que sepas que en el pasado las reuniones entre mujeres se daban mucho, pero en la sociedad en la que vivimos de la inmediatez y las prisas, esta costumbre se ha perdido.

Este curso te ofrece esta posibilidad, de recuperar algo que en el pasado funcionaba muy bien para las mujeres y para sus comunidades. Aún hay culturas que lo celebran, por suerte.

En tribu aceleramos los procesos de sanación porque en todas las psiques femeninas resuena un denominador común: la necesidad de ocupar nuestro lugar en el Mundo como mujeres y ser felices por ello, sintiendo que merecemos y que nuestra palabra es válida. Lo sé porque yo misma lo he podido experimentar cada vez que me reúno en círculos de mujeres. Somos mujeres con medicina interior para nosotras y para las otras mujeres.

Por ello quiero que tú también lo vivas. Si no has asistido nunca a un encuentro de mujeres buscando sanar y reencontrase con ellas mismas, ahora este es un buen momento. Si ya lo has hecho, sabrás de que hablo.

Beneficios directos con nuestra madre si sanamos la herida que llevamos con ella.

Sanar la herida materna no implica que te vayas a enfrentar a tu madre, o seguir en esa batalla si ya está en marcha. Es un paso gigante para que las mujeres descubramos nuestro poder individual y colectivo. Tampoco es necesario tener relación con tu madre para curar cualquier trauma o carencia en relación a ella. Lo que sí serás capaz es de sentirte una hija adulta y libre, separada emocionalmente de ella. Esta es una lista de algunos beneficios que logras al sanar la relación con tu madre y que tiene relación directa con ella:

  • Sentirnos humanas e imperfectas.

  • Nos daremos permiso de tener auténticos pensamientos y sentimientos.

  • Libertad para decidir suspender todo contacto con tu madre.

  • Sabrás marcar límites y elegir cuán disponible estás para tu madre.

  • Aceptar que no necesitas nada de tu madre.

  • Priorizarás tu autocuidado por delante del de tu madre.

  • Sentir la empatía justa y necesaria por nuestra progenitora.

  • Libertad para actuar en tu favor.

  • Ser libre para expresar tu verdad.

  • Reconducir tu manera de relacionarte con ella desde otro lugar.

Beneficios en las diferentes áreas de nuestra vida al sanar la brecha materna.

Como la madre es la base de todas nuestras futuras relaciones, el abarcar en profundidad mi dolor original con ella y abrazar a mi niña interior me llevará a recolocar y curar también y de manera automática otros espacios de mi vida en las que me siento en conflicto.

  • Aminorar miedos y ansiedades.

  • Permitirnos estar en nuestra vulnerabilidad y dejarnos sentir.

  • Distinguirás el dolor del pasado de la seguridad del presente.

  • Serás capaz de ver todo lo bueno de nuestra vida cotidiana.

  • Te darás más permisos para descansar o ir más lenta en hacer las cosas.

  • Pondrás y salvaguardarás tus límites.

  • Te sentirarás en abundancia.

  • Darte cuenta que ocupas un lugar único en el ´Mundo.

  • Desearás ayudar a otras mujeres.

  • Entenderás mejor a tus hijxs desde su individualidad.

  • Nos sentiremos más serenas y claras al tomar decisiones.

  • Ser soberanas de nuestro esplendor y éxitos, sin esperar validación externa.

  • Tendrás poder para finalizar relaciones obsoletas o tóxicas, sin culpa.

  • Auto-maternaje diario con buenos hábitos y cuidado personal.

  • Tener ilusión por el futuro.

  • Alta autoestima.

  • Tener la certeza de que puedes crear lo que quieras.

  • Buscar y recibir ayuda.

  • Defender tu verdad aunque te resulte incómodo o suponga conflicto.

  • Sentirás que mereces prosperar en tus proyectos.

Las alumnas de ediciones pasadas te cuentan

Mª Carmen Vañó (Huesca-España)

Alumna 1ª edición

Esto es lo que vamos a ver en este curso de 5 meses...

La Herida Materna.

Identificar los patrones aprendidos de nuestra madre y de la sociedad patriarcal. La heridas originales. Qué supone evitar reconocer nuestra brecha materna y elaborarla. Cómo impacta en mi y en las diferentes áreas de mi vida.

Reivindicando a la Niña Interior.

Recuperando, acompañando y defendiendo a nuestra bebé, niña y adolescente herida y perdida. Visibilizando a nuestro Yo auténtico.

Parir a mi Madre Interior.

Reconstruyendo a una nueva y buena madre en mi. Automaternaje y compromisos en mi autocuidado.

¿Cómo lo haremos?

Será un encuentro virtual con más mujeres. En este curso te voy a ofrecer contenido muy nutritivo. Pero principalmente es 70% experiencial. Además iremos al cuerpo, lugar donde se alojan toda la información que no hemos procesado y que retiene los traumas de infancia, meditaremos, danzaremos y moveremos el cuerpo a través de la respiración ovárica alquimia femenina (método ROAF de Saajeva Hurtado). Compartiremos y nos sostendremos las unas a las otras. Entre sesión y sesión os daré ejercicios para hacer en casa antes del siguiente encuentro, a ser posible.

Nos encontraremos 2 miércoles al mes, desde el 9 de octubre de 2024 hasta el 19 de febrero de 2025. Los encuentros son en vivo y en directo, y se grabarán en ese momento (no son clases pre-grabadas). Además entrarás en un grupo de Telegram, cerrado y exclusivo para este grupo de mujeres que se inscriban al curso. Allí compartiré material, información y entre vosotras podréis hacer comunidad y acompañamiento. 

Aquí tienes el temario por días:

De qué manera se manifiesta mi herida materna. A qué distancia me encuentro de mi madre y qué dinámicas de poder ejerce sobre mi. Sano mi herida original desde mi rol de hija.

Empieza el duelo del sueño imposible de que mi madre cambiará. Buscando la herida materna en mi cuerpo.

Las necesidades de tu bebé interior. Muéstrale un lugar seguro para que confíe en ti.

El nacimiento psicológico de tu niña interior. La niña que quiere explorar y ser autónoma. La niña que dio sus primero pasos. 

Liberándonos de la culpa. Qué personajes adopté para sobrevivir en mi familia de origen. Recuperando mi identidad. 

En qué momento me empecé a sentir inferior. Cuánto me dejaron aprender y jugar. 

Reestableciendo mi identidad consciente (quién soy yo). Reconociendo mi pulso e impulso vital. La fuerza de la adolescente que me ayuda a reconstruirme. 

La madre interior que protege y cuida a tu niña interior. Los pilares. Nuestro automaternaje y áreas de autocuidado.

Desprenderse de viejos patrones disfuncionales y obsoletos. Morir para renacer de mis cenizas. Nacimiento de una nueva mujer.

La sexualidad con mi origen. Tomando a mi padre y a mi madre. Soy hija de la existencia. Cierre y despedida.

Una experiencia única para ocupar tu lugar ante tu madre y ante el Mundo.

Vamos a reconocer nuestra herida materna, a reivindicar a nuestra niña interior y a dar forma a la buena madre que tanto anhelamos dentro nuestro. 

El coste real es de 695 euros, pero ahora mismo lo estoy ofreciendo por 417 euros.

 

5 meses de contenido para profundizar y sanar tu herida de infancia y entender tu vacío de madre.

19 semanas te servirán para re-conectar y recuperar a tu YO real, a las niñas heridas que llevas dentro, y a las energías de la buena madre que hay en ti.

Soy Sandra Sánchez, creadora de la comunidad de Malas Hijas, un espacio donde poder expresar tu verdad y soltar el tabú de cuestionar a nuestra madre.

Mi deseo de abrir conciencias en cuanto al tema de la relación madre-hija nace después de ver la necesidad de poner voz a todas las niñas que llevamos dentro nuestro y que reprimieron sus emociones para poder satisfacer y no molestar a su madre. Estas niñas tuvieron que renunciar a su Yo auténtico para recibir el amor y la aprobación de mamá. 

Ahora acompaño a las adultas, sean o no madres, a reivindicar a esa niña, a mostrar su realidad interior, a creer en ellas mismas y a sentir que merecen ser reales. 

PREGUNTAS FRECUENTES.

El precio de este curso es de 695 euros, pero ahora puedes unirte por  417 euros.

1. Pago fraccionado:  139 euros en 3 mensualidades. Total:  417 euros.

2. 1 solo pago: 417 euros.

Quiero que este curso llegue a la mayor cantidad posible de mujeres en todas partes del Planeta. Cada vez es más urgente y necesario sanar la herida materna para dejar de vivir en conflicto y vibrar en amor, no sólo por ti sino también por nosotras, por nuestras madres, por nuestros hijos, por nuestra familia, parejas, amigos, y por el resto del Mundo.

Serán 2 miércoles al mes, desde octubre 2024 hasta febrero 2025: 9/10  23/10, 6/11,  20/11,  4/12,  18/12, 8/1/25,  22/1/25, 5/2/25, 19/2/25.

Nota importante: a partir de abril en España se adelanta una hora el reloj así que afectará a los horarios de los encuentros con una diferencia de una hora antes en los otros paises (en España no cambiamos el horario fijado de las clases).

  • de 18h a 20h (hora España). 
  • de 14h a 16h (hora en Chile).
  • de 14h a 16h (hora Argentina)
  • de 11am a 13h (hora Méjico)
  • de 9am a 11am (hora California)

Este curso es 70% vivencial y experiencial, y una parte importante es la interacción con todas las mujeres. Tu asistencia en vivo y en directo es muy importante y añade mucho más valor al curso. Pero si algún día no puedes venir -o ningún día- por razones de fuerza mayor, las clases quedarán grabadas y compartidas posteriormente. Quedarán subidas durante 1 año en una plataforma digital.

Una vez estés apuntada y abonado el pago, ya sea completo o fraccionado, tienes tu plaza. En el caso de que no puedas asistir a todas las clases, puedes hacerlas en casa ya que se graban y se envían. Tienes un año para recuperarlas desde el día que se emite la clase. La única opción para recuperar en la siguiente o siguientes ediciones es volver a abonar el importe y así obtener nuevamente una plaza. 

Por supuesto. El que no tengas conflictos con tu madre no significa que tu niña interior no haya estado lastimada en algún momento de tu infancia y ahora estás viviendo desde esa herida primaria. Existieron y existen dinámicas con la madre que aparentemente nada tienen que ver con mi dolor emocional, pero al final algo tiene que ver. 

Sin duda que puedes. El vínculo con tu madre sigue existiendo, aunque ella ya no esté en este plano. Y si hubieron heridas, también seguirán estando. Sanar la herida materna no es sólo sanar la brecha con tu madre. También hay un proceso de reparación en cuanto a tus otras relaciones, la sociedad, el femenino y el masculino, y el Planeta. 

  • Esterilla de yoga o similar
  • Libreta y boli
  • Hojas DINA4 blancas.
  • 5 fotos de cuando eras pequeña, de las siguientes edades: de 0 a 9 meses; de 10 meses a 3 años; de 4 a 6 años; de 7 a 12 años; de 13 a 17 años.
  • Colores (de madera, ceras, rotuladores, plastidecores, etc)
  • Una vela y un encendedor/cerillas.

Has de encontrar en tu casa o donde te encuentres la máxima intimidad posible. Necesitarás un dispositivo y algo de amplitud para poder danzar y estirarte en el suelo encima de la esterilla. 

Este curso está contraindicado para mujeres hipertensas, embarazadas, mujeres con esquizofrenia, bipolaridad o con episodios de psicosis. 

Malas Hijas