Curso online Reparando mi Herida Materna

Descubre qué pudo suceder en tu infancia real y cuán presente estuvo tu madre, qué bases llevas ahora de adulta como resultado de ese vínculo, cómo ha condicionado tu manera de moverte en el mundo y contigo misma, y recupera tu derecho a sentir tu Verdad.

¿Por qué necesito sanar la herida con mi madre?

La herida con la madre es el grado de cobertura que hubo entre lo que mi madre me brindó, de manera consciente o no, el cómo yo lo recibí y cómo mis necesidades fueron satisfechas. Si sanamos esta herida primaria, conseguiremos transformarnos a una escala de gran magnitud. Y esto significa que aprenderemos a ser más hábiles con nuestras emociones, a establecer límites saludables, a ser más optimista, a escuchar más a nuestra voz interior y no el exterior, desarrollar nuestra empatía, confiar más en que la vida nos traerá cosas bonitas, sentirnos libres, ver a nuestra madre como un ser separada de nosotras y aceptarla, a pesar de todo el daño que nos pudo haber hecho.

¿Dónde puedo identificar que mi herida materna se está manifestando?

Muchos de los temas superficiales que siguen sucediendo en nuestra vida cotidiana (relaciones, trabajo, hijos, parejas, salud, etc) giran en torno a la calidad de crianza que recibimos de nuestra madre. Y los conceptos que aprendimos sobre nosotras mismas están enraizados en esta relación primordial.

  • Sientes que hay algo malo en ti

  • Buscas siempre la aprobación de los demás.

  • Sostienes un exceso de responsabilidad.

  • Eres incapaz de hacer cambios en tu vida.

  • Eres muy controladora y perfeccionista

  • Tienes envidia de otras mujeres, compites y/o te comparas con ellas

  • Dependes emocionalmente de otras personas

  • Te cuesta poner límites

  • No te alimentas bien y/o consumes en excesos.

  • Cuidas en exceso a los demás

  • No consolidas tus proyectos.

  • Posees baja autoestima

  • Te sientes sola, triste y apática.

  • Eres autoexigente e inflexible contigo misma.

  • Tus relaciones no duran en el tiempo.

  • Te comparas con otras mujeres.

  • Trabajas en exceso, sientes agotamiento laboral.

  • Eres muy rígida o demasiado permisiva con tus hijos.

Ninguna otra relación será tan próxima y tan estrecha como la que tiene una madre y una hija. Es una relación única y especial que se construye a lo largo del tiempo, siendo un arma de doble filo: nos puede empoderar pero también perjudicar.

Con este curso, breve pero intenso, te ofrezco en síntesis lo que a mi me ha ayudado a sanar mi herida de madre.

Este curso está hecho con mucho amor y con conocimiento de causa, exclusivamente para ti, a esa hija que anhela sanar el vínculo con su madre, esté viva o ya haya fallecido. Sé que el vínculo madre-hija puede ser complejo y a veces puede generar limitaciones en tu vida. Yo estoy en ambos roles actualmente, soy hija y también madre. Pero lo primero que fui, al igual que tú, fue ser hija. El camino de sanación con la madre puede ser complicado y lleno de emociones contradictorias. Para que te voy a engañar: no es nada glamuroso ni cómodo. Pero tengo una buena noticia: tienes el poder de reparar y liberarte para convertirte en una hija libre y adulta, cortar el cordón umbilical energético con tu madre, capaz de vivir una vida plena y auténtica.

Esto es lo que dicen de mí mis alumnas y mi comunidad de Malas Hijas.

Si sientes que este curso te puede ayudar, también has de saber que:

El camino de sanación en la relación con la madre lleva mucho tiempo, incluso años. Este curso breve no es milagroso, pero sí una bolsa medicina que te ofrecerá remedios para saber dónde poner tu energía y ocupar tu lugar en el Mundo.

Depende de la cultura, religión, sistema familiar o país del que provengas, y teniendo muy presente tu propia historia y dinámicas con tu madre, puede ser un proceso más arduo o más sencillo de digerir y de tomar.

Este curso te dará algunas herramientas y luz, y será la pista de despegue hacia esa curación interior. Y tú has de poner valentía, esfuerzo, paciencia y mucha conciencia de lo que vas a trabajar. Si no, mejor no sigas interesada en este curso porque será tirar el dinero.

Beneficios que conseguimos al sanar la herida que llevamos con la madre.

Sanar la herida materna no implica que te vayas a enfrentar a tu madre, o seguir en esa batalla si ya está en marcha. Es un paso gigante para que las mujeres descubramos nuestro poder individual y colectivo. Tampoco es necesario tener relación con tu madre para curar cualquier trauma o carencia en relación a ella. Lo que sí serás capaz es de sentirte una hija adulta y libre, separada emocionalmente de ella. Esta es una lista de algunos beneficios que logras al sanar la relación con tu madre y que tiene relación directa con ella:

  • Sentirnos humanas e imperfectas.

  • Nos daremos permiso de tener auténticos pensamientos y sentimientos.

  • Libertad para decidir suspender todo contacto con tu madre.

  • Sabrás marcar límites y elegir cuán disponible estás para tu madre.

  • Aceptar que no necesitas nada de tu madre.

  • Priorizarás tu autocuidado por delante del de tu madre.

  • Sentir la empatía justa y necesaria por nuestra progenitora.

  • Libertad para actuar en tu favor.

  • Ser libre para expresar tu verdad.

  • Reconducir tu manera de relacionarte con ella desde otro lugar.

Y además...

Como la madre es la base de todas nuestras futuras relaciones, el abarcar en profundidad mi dolor original con ella y abrazar a mi niña interior me llevará a recolocar y curar también y de manera automática otros espacios de mi vida en las que me siento en conflicto.

  • Aminorar miedos y ansiedades.

  • Permitirnos estar en nuestra vulnerabilidad y dejarnos sentir.

  • Distinguirás el dolor del pasado de la seguridad del presente.

  • Serás capaz de ver todo lo bueno de nuestra vida cotidiana.

  • Te darás más permisos para descansar o ir más lenta en hacer las cosas.

  • Pondrás y salvaguardarás tus límites.

  • Te sentirarás en abundancia.

  • Darte cuenta que ocupas un lugar único en el ´Mundo.

  • Desearás ayudar a otras mujeres.

  • Entenderás mejor a tus hijxs desde su individualidad.

  • Nos sentiremos más serenas y claras al tomar decisiones.

  • Ser soberanas de nuestro esplendor y éxitos, sin esperar validación externa.

  • Tendrás poder para finalizar relaciones obsoletas o tóxicas, sin culpa.

  • Auto-maternaje diario con buenos hábitos y cuidado personal.

  • Tener ilusión por el futuro.

  • Alta autoestima.

  • Tener la certeza de que puedes crear lo que quieras.

  • Buscar y recibir ayuda.

  • Defender tu verdad aunque te resulte incómodo o suponga conflicto.

  • Sentirás que mereces prosperar en tus proyectos.

Esto es lo que vamos a ver en este curso dividido en 3 unidades.

Unidad 1. La Herida Materna.

Vas a ver cuán grande es tu herida con tu madre, de qué depende, y cómo se está manifestando ahora en tu vida adulta. Podrás ir viendo que tu herida materna no es algo exclusivo en ti sino que existe en todas las personas desde hace siglos.

Unidad 2. La Niña Interior, La Niña Herida

Te darás cuenta de que tu niña necesita decir su verdad, que no recibió todo lo que necesitaba. Y podrás ver que tú tienes el poder de darle ahora lo que le faltó.

Unidad 3. La Madre Interior.

¿Qué es la madre interior? ¿cómo me beneficia tenerla incorporada? Este arquetipo de autocuidado parte de la réplica de nuestra madre real transformada en la madre que puede satisfacer todas nuestras necesidades.

¿Quieres ocupar tu lugar ante tu madre y ante el Mundo?.

Vamos a reconocer nuestra herida materna, a reivindicar a nuestra niña interior y a transmutar la manera de relacionarnos con nosotras mismas y con los demás.

El coste de este curso online es de 89 euros (iva incluido).

dispones de 6 meses de este contenido para profundizar y sanar tu herida de infancia y entender tu vacío de madre.

El tiempo para poder hacer este curso es de 6 meses y a tu ritmo. El tiempo está limitado porque así sé que tienes el compromiso contigo misma de hacerlo y de no ir postponiendo este trabajo personal tan necesario. 

Soy Sandra Sánchez, creadora de la comunidad de Malas Hijas, un espacio donde poder expresar tu verdad y soltar el tabú de cuestionar a nuestra madre.

Mi deseo de abrir conciencias en cuanto al tema de la relación madre-hija nace después de ver la necesidad de poner voz a todas las niñas que llevamos dentro nuestro y que reprimieron sus emociones para poder satisfacer y no molestar a su madre. Estas niñas tuvieron que renunciar a su Yo auténtico para recibir el amor y la aprobación de mamá. 

Ahora acompaño a las adultas, sean o no madres, a reivindicar a esa niña, a mostrar su realidad interior, a creer en ellas mismas y a sentir que merecen ser reales. 

PREGUNTAS FRECUENTES.

El precio de este curso es de 89 euros. Y se paga en una sola vez.

Es en formato diferido. El curso lo puedes hacer a tu ritmo ya que las clases son grabadas.

Dispones de este curso durante 6 meses. El tiempo máximo está estipulado para que te comprometas a trabajar en ti y lo hagas. 

Por supuesto. El que no tengas conflictos con tu madre no significa que tu niña interior no haya estado lastimada en algún momento de tu infancia y ahora estás viviendo desde esa herida primaria. Existieron y existen dinámicas con la madre que aparentemente nada tienen que ver con mi dolor emocional, pero al final algo tiene que ver. 

Sin duda que puedes. El vínculo con tu madre sigue existiendo, aunque ella ya no esté en este plano. Y si hubieron heridas, también seguirán estando. Sanar la herida materna no es sólo sanar la brecha con tu madre. También hay un proceso de reparación en cuanto a tus otras relaciones, la sociedad, el femenino y el masculino, y el Planeta. 

  • Un dispositivo para poder ver los vídeos y escuchar los audios.
  • Esterilla de yoga o similar
  • Libreta y boli
  • 1 foto de cuando eras pequeña, de 3 a 7 años.

Has de encontrar en tu casa o donde te encuentres la máxima intimidad posible. Necesitarás un dispositivo y algo de amplitud para poder moverte de pie y estirarte en el suelo encima de la esterilla. 

Este curso está contraindicado para mujeres embarazadas, mujeres con esquizofrenia, bipolaridad o con episodios de psicosis. 

GARANTIA DE DEVOLUCIÓN

Si a lo largo de los primeros 14 días ves que no te satisface, te devuelvo la totalidad del dinero sin ningún problema.